martes, junio 05, 2007

Nuevamente rumbo al norte: entre Paramonga y Chimbote

























































Nada más fascinante que viajar con carro propio y tener la libertad de desviarte de la carretera principal...Cada camino de pescadores o subiendo cualquier quebrada te lleva a descubrimientos ienesperados. En este viaje con destino a los bosques secos del interior de Chiclayo y Piura, nos ha revelado una vez más que en el Perú la belleza y el horror se alternan abruptamente a cada paso. Ora te arroba el encanto, ora te sacude el escalofrío...

1 comentario:

Antony Steve dijo...

Pues tienes mucha razón, en las fotos están encerradas mucha fascinación, como si con ellas nos llevaras en tu carro propio y desviarnos contigo.

Saludos cordiales.